El mañanero.La hora perfecta para tener sexo, según la ciencia.

s3.amazonaws.com-policymic-images-d913844e44cccbd3c85768ade8bf06f1ee82e164bd350014469c44d5a7f68dde

Un reciente estudio científico publicado por la revista British Medical Journal, que recoge datos brindados por la Asociación Médica Británica, afirma haber dado con el horario perfecto para tener sexo. El resultado probablemente sorprenda a más de uno, ya que la hora escogida no parece ser la más habitual, pero es el momento en que tanto hombres como mujeres tienen el nivel de testosterona más elevado: a las 5:48 de la mañana. Semejante precisión combina el dato del aumento de la testosterona con el de las actividades cotidianas: más testosterona, menos preocupación por quehaceres diarios, daría como resultado el momento perfecto para la comunicación sexual.

En los hombres, la cantidad de testosterona presente en su organismo doce minutos antes de las seis de la mañana puede llegar a ser entre un 25 y un 50% mayor que en el resto de la jornada; esto, claro, si se ha usado la noche para dormir, dado que la glándula que regula su producción es mucho más activa durante el sueño. El resultado de este estudio se basa en una estadística acerca del horario en que despiertan las personas; si se ha pasado la noche en vela, el horario ideal no será el mismo. El fenómeno que toma esta investigación, en relación al sueño y la producción hormonal, es el mismo que provoca que la mayoría de los hombres tengan erecciones matutinas. Lo cual coincide con un reciente estudio italiano que ha descubierto que para las mujeres las mañanas son el momento ideal para llegar al orgasmo.

En sinfonía con los especialistas británicos, un reciente estudio italiano ha descubierto que ellas llegan mejor al orgasmo con la salida de los primeros rayos del sol. El mañanero, el más cumplidor.

Por la mañana, después del gimnasio o la siesta, antes de dormir… son infinitas las opiniones sobre el mejor momento para tener sexo. Sin embargo, la ciencia tiene la respuesta más precisa: las 5:48 de la mañana.

Ahí, a pocos minutos de que suene el despertador para aquellos que trabajan temprano o que llevan a los chicos al colegio o que entran a cursar en el primer turno, es cuando deberíamos entregarnos al placer.

lk

Andros

agosto 31st, 2015

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *